InicioParticipación en forosEnvejecer tiene futuro: viviendas colaborativas, niños en residencias de ancianos y otras fórmulas de éxito

Envejecer tiene futuro: viviendas colaborativas, niños en residencias de ancianos y otras fórmulas de éxito

  Fecha:
24/10/2019
 Tipo: Ponencia
 Línea de conocimiento: Envejecimiento activo y amigabilidad
 Localización: Málaga
 Profesionales: Mayte Sancho

Debate que acoge el centro cultural "La Térmica" dentro del ciclo con ciencia y pensamiento: crítica y ficción en el siglo XXI con Mayte Sancho, directora de Planificación de Matia Fundazioa y José Manuel Marín Carmona, médico geriatra dirige la Gaceta de la Sociedad Española de Geriatría desde el año 2012.

La llamada revolución de la longevidad ha alterado el significado de lo que significa envejecer. El aumento de la esperanza de vida empuja a seguir aprendiendo, máxime en una sociedad en cambio constante, y también obliga a trabajar más tiempo, a jubilaciones más tarde y más gradualmente, a perseverar en el cultivo de la salud y las capacidades… Las diferencias basadas en la edad están perdiendo valor, pues la identidad del ser humano se compone mayormente de estilos de vida y pautas de ocio y consumo. Cada vez más las personas mayores se reconocen y son reconocidas como proveedoras de recursos, como agentes de cambio antes que pasivas espectadoras, consumidoras o usuarias. Y aunque queda mucho por hacer, está bastante clara la orientación que se debe seguir.

El gran reto social y político en torno al envejecimiento es generar proyectos a favor de la comunidad en los que la edad no sea un hecho diferenciador. El desafío es que la sociedad sea más igualitaria y capaz de reconocer el valor de cada persona con independencia, no solo de su género y condición social, sino también de su edad. Pero para que esto sea una realidad, hacen falta actitudes adecuadas, tanto individuales como colectivas. Y también entornos que faciliten la máxima autonomía personal, incluso en situaciones de vulnerabilidad y dependencia: viviendas colaborativas (el famoso cohousing), redes sociales que protejan de la soledad, itinerarios fuera del hogar, unidades de convivencia, ciudades amigas del envejecimiento… Todo esto ya está en marcha y ha de traer bienestar para toda la ciudadanía, no solo para las personas mayores.

Entrada libre hasta completar el aforo.