InicioInvestigaciónProyectosEstudio sobre las condiciones de vida de las personas mayores de 55 y más años en Euskadi

Estudio sobre las condiciones de vida de las personas mayores de 55 y más años en Euskadi

Proyectos

Los estudios cuantitativos sobre el envejecimiento de la población del País Vasco tienen su origen en la Encuesta de Tercera Edad de 1993, realizada en el marco del Plan Gerontológico de 1994 por el Gobierno Vasco. En el año 2010 se retomó esta forma de conocer la realidad social de las personas mayores a partir de una encuesta de condiciones de vida.

El estudio presenta la continuidad de los dos anteriores, con la perspectiva de conocer las necesidades de la población de 55 y más años en la actualidad y la evolución de sus comportamientos y perspectivas de futuro. En este caso la muestra de la población se ha ampliado desde la cohorte de edad de 55 y más años, con el fin de conocer las actitudes y comportamientos de generaciones adultas como una forma de analizar las tendencias del envejecimiento hacia el futuro. Por otro lado, en esta encuesta se han incluido varios indicadores para poder extraer el Active Ageing Index (Índice de Envejecimiento Activo) de Naciones Unidas y la Comisión Europea a nivel del País Vasco. Índice que en una sola cifra pretende resumir el grado de envejecimiento activo de la población de un territorio y que requiere información de la población a partir de los 55 años. Los estudios de condiciones de vida se instauran a nivel internacional a partir de los años 90.

Estos estudios, en muchos casos diagnósticos de necesidades, tienen como objeto afrontar las planificaciones gerontológicas. Sin embargo, el diseño de Encuesta de Condiciones de Vida sobre las personas mayores es todavía reciente tanto a nivel Estatal como a nivel del País Vasco. Esta modalidad de investigación tiene como referente las Encuestas de Condiciones de Vida dirigidas a toda la población y realizadas por la Unión Europea, España y Euskadi. En el primer caso, el objetivo general de las encuestas europeas reside en la pretensión de reforzar la infraestructura estadística comunitaria, generando datos transversales y longitudinales comparables y actualizados sobre la renta, el nivel y composición de la pobreza y la exclusión social, a escala nacional y europea. Las encuestas sobre condiciones de vida en la C.A de Euskadi se remontan al año 1989, con periodicidad quinquenal y surgen a partir de la necesidad de conocer los factores que influyen en la mejora o deterioro de la calidad de vida de las personas. En este caso se persigue un doble objetivo: por un lado, describir las diferentes dimensiones de la calidad de vida mediante diversos indicadores y por otro, analizar las interrelaciones entre dimensiones clave, así como entre elementos internos a cada dimensión, de cara a enriquecer la comprensión de la naturaleza de la Calidad de Vida (Eustat).

El Gobierno Vasco, a través de su Departamento de Empleo y Políticas Sociales, pone en marcha este estudio con el objetivo de servir como base a la Estrategia Vasca de Envejecimiento Activo 2015-2020 y para identificar las claves y directrices encaminadas a mantener el derecho de autodeterminación de las personas mayores en el ámbito comunitario e institucional. Asimismo, pretende conocer en profundidad los elementos diferenciales que determinan los distintos grados y características de las necesidades sentidas por las personas mayores. Matia Instituto ha asumido esta tarea, cuyos resultados se presentan a continuación. En las siguientes páginas, se encontrará información detallada sobre modos y condiciones materiales de vida, tejido social, intercambio de ayudas y cuidados, percepciones salud, dependencia, vida cotidiana, jubilación y necesidades de más de 700.000 personas. Los cambios económicos y sociales acontecidos en los últimos años han supuesto alteraciones en las tendencias sociodemográficas: las estructuras y relaciones familiares, la composición de los hogares, los hábitos de consumo, la realización de actividades, los intercambios de ayuda, etc. Estas modificaciones recientes, resultado de la crisis económica, afectan de manera concreta a las personas de más edad. El estudio pormenorizado de su situación actual es la base para la elaboración y desarrollo de políticas, planes, estrategias e intervenciones sobre este grupo de población.

 

Objetivos

El objetivo general de este estudio es proporcionar a planificadores y responsables de las políticas sociales, información detallada y puntual sobre las condiciones de vida familiar, individual y del entorno en las que vive la población de 55 años y más del País Vasco. Se pretende, asimismo, recabar información, sistematizar y difundir la realidad de las personas mayores en el País Vasco, abordando un amplio abanico de aspectos que atañen a este grupo de población.

Este objetivo general se puede concretar en tres objetivos específicos:

  1. Ofrecer una foto actualizada sobre múltiples aspectos que forman parte de la vida cotidiana de las personas mayores (condiciones materiales, estado de salud, nivel de instrucción, tiempo libre, participación, relaciones sociales, entorno).
  2. Identificar las necesidades de las personas mayores en la Comunidad Autónoma Vasca.
  3. Identificar las tendencias de futuro en torno al envejecimiento a través de la detección de actitudes y necesidades de generaciones adultas.

Resultados

En el estudio de condiciones de vida 2014 han participado un total de 2.469 personas mayores de 55 años, residentes en hogares de la CAPV. De ellas, un 55% son varones y un 45% mujeres. A medida que aumenta la edad, el porcentaje del grupo de mujeres se hace mayor frente al de los varones.

Con respecto al estado civil, encontramos que más de la mitad de la muestra está casada o vive en pareja (61,1%), aproximadamente un 25% ha enviudado y menos de un 10% está soltero/a (9,3%), separado/a o divorciado/a (5,6%). Existen diferencias en función de la edad y el sexo.

Más de la mitad de los hogares unipersonales corresponden a personas viudas (62,3%). Las personas solteras suponen un 22,4% de dichos hogares y las separadas o divorciadas un 13,7%.

El analfabetismo representa menos de un 1% de las personas mayores de 55 años en Euskadi y sólo un 1,2% en las mayores de 65. Prácticamente la totalidad de la muestra ha accedido a estudios primarios (88,6%), aunque un 22,8% no los han llegado a completar. De nuevo encontramos diferencias en función de la edad, del sexo y del estado de salud. Atendiendo a la situación económica, las personas mayores de 55 años se encuentran en mayor medida percibiendo ingresos entre 1.200 a 1.800 euros mensuales (16,3%). Si el foco lo desplazamos a las mayores de 65, entre quienes se sitúa la población en edad de jubilación, esta cifra baja a los 900-1.200€ (17%).

Hay que tener en cuenta que un alto porcentaje de la muestra, en torno al 36%, ha decidido no responder a la pregunta. Encontramos variaciones en función de la edad (percibiendo menos ingresos a medida que se es más mayor); del sexo (menores ingresos en las mujeres) y del nivel educativo (menores ingresos en niveles educativos inferiores). Con respecto a la relación con la actividad, en las personas mayores de 55 años el 60% se declara jubilada o pensionista, un 15,9% trabaja y un 18,7% informa que se dedica a las actividades domésticas. El porcentaje de personas en paro es del 4,5%.

Aproximadamente la mitad de las personas que trabajan o han trabajado pertenecen a la categoría de trabajadores cualificados (en la que se incluyen empleados y obreros cualificados). El resto de la muestra se divide en trabajadores por cuenta propia (14,1), puestos de dirección, gerencia y mandos intermedios (14,9) y trabajadores no cualificados (14,9)

Año

2015

Estado del proyecto

Terminado

Profesionales

Elena del Barrio
Elena del Barrio Investigadora
Mayte Sancho
Mayte Sancho Directora de Planificación