HasieraIkerkuntzaProiektuakUsurbilgo Esperientzia Eskola

Usurbilgo Esperientzia Eskola

Proyectos

 Investigador principal: Ainara Tomasena
 Equipo: Ainara Tomasena, Mertxe Sánchez

La Escuela de la Experiencia de Usurbil es un proyecto para que ciudadanos y ciudadanas de Usurbil mayores de 55 años, tras dejar el mundo laboral, cultiven experiencias, las intercambien y asimilen nuevos conocimientos. El objetivo es promover el desarrollo personal de las personas participantes desde una perspectiva física, psíquica y social. En esa misma línea, también se trabaja la capacidad del colectivo para incidir en el ámbito local y en la sociedad, todo ello ofreciéndole los recursos necesarios para analizar e interpretar la realidad social. A través del proyecto se desea avanzar en el proceso de aprendizaje y dar pasos hacia la convivencia. Así, las distintas estrategias metodológicas consideradas apropiadas para afianzar todas esas competencias constituyen el eje fundamental de todo el proceso. Dicho modelo formativo constituye un proceso activo y participativo basado en la reflexión. Dicho de otro modo, un proceso de aprendizaje derivado de la reflexión. En este sentido, para que el desarrollo de los participantes y los conocimientos adquiridos sean relevantes y a largo plazo, se ha implantado una Escuela de la Experiencia formada por la atención profesional del profesorado.

En definitiva, la Escuela de la Experiencia de Usurbil nos ubica en un modelo formativo nuevo: con el objetivo de cultivar el aprendizaje de las personas participantes y su experiencia propia, se ha convertido en un modelo formativo participativo basado en la reflexión y en prácticas reales a lo largo de la vida.

En los últimos años, en las reformas habidas en todas las etapas de la educación se ha subrayado la necesidad de desarrollar competencias; son absolutamente fundamentales para el desarrollo de las personas, como individuos y también como ciudadanos. Esta iniciativa didáctica a lo largo de la vida pone a la persona en el centro mismo del proceso. El objetivo es desarrollar a las personas como ciudadanos activos en sociedad, por lo que la formación que reciben no se limita a la adquisición de capacidades profesionales o al afianzamiento de las que tengan ya; por el contrario, se hace un esfuerzo especial para que asimilen capacidades personales y sociales. Este modelo educativo nuevo, en definitiva, acarrea un cambio de registro; la persona es el centro del aprendizaje.

A decir verdad, hablamos de partir de la demanda de la persona y no de la oferta; de partir de las necesidades y no de todo aquello desconocido que se puede impartir. Debemos pasar de pensar que el proceso de aprendizaje se da en un momento concreto de la vida a pensar de que se prolonga a lo largo de la vida de la persona. Es evidente que, en esa misma línea, dicho cambio exige implantar modos de aprendizaje más flexibles.

En ese sentido, la Fundación Matía puso en marcha un proyecto en mayo de 1998. Una iniciativa cuya finalidad es que la persona, desde el momento en que se jubila, se mantenga en plena forma y desarrolle capacidades individuales. Las dos claves a tener en cuenta serían mejorar la calidad de vida y promover la participación.

En esa línea, en 1999 encargó un estudio sociológico al profesor Elzo. En dicha investigación participaron 1.007 guipuzcoanos de 55-75 años de edad y se estudiaron, entre otras cuestiones, sus prioridades, tendencias y aficiones. Con los resultados de dicha investigación, ese mismo año, se puso en marcha un proyecto nuevo: el denominado “Zabaltzen”.

Y sobre ese punto de partida surgió, por primera vez, el proyecto de Escuela de la Experiencia: Arraigando raíces firmes en el concepto vital de las personas mayores y en la participación que pueden tener en la sociedad.

La Escuela de la Experiencia de Usurbil ofrece un modelo de experiencia adaptado completamente en función de las prioridades de las personas participantes. Este proyecto formativo se basa en el factor práctico del conocimiento, la integración y la participación social. Así, el curso se desarrolla entre septiembre y junio y se organizan sesiones sueltas de dos horas a la semana. Los participantes cultivan un abanico de temas muy diverso: la relajación, la comunicación, la informática, la música, la literatura, el jardinería y un largo etcétera. Todo ello se lleva a cabo de forma muy abierta y participativa, y las personas participantes no tienen por qué demostrar experiencia o conocimiento previo alguno. En ese sentido, el propio grupo es el que define la intensidad y velocidad para trabajar contenidos.

En esa misma línea, a lo largo del curso se desarrolla un proyecto de aplicación absolutamente práctica en beneficio del pueblo de Usurbil. Es más, las conclusiones derivadas de proyectos realizados en la Escuela de la Experiencia de Usurbil han sido el origen de distintas iniciativas puestas en marcha por el ayuntamiento.

Objetivos

Año tras año, si bien en principio hay asignaturas que se mantienen, el propósito es lograr la mayor diversidad posible en lo referente a las asignaturas, y se aplica el enfoque más integrador posible en las asignaturas trabajadas a lo largo del curso; integradora ha de ser la adecuación a contenidos y participantes, y a las prioridades y gustos mostrados por las personas participantes.

Crear una sociedad más participativa, multicultural y sostenible exige que se mejoren las capacidades personales, para que la ciudadanía se adecúe correctamente a una sociedad más compleja. Por otro lado, el aumento del nivel educativo y de la esperanza de vida de las personas ha generado nuevas necesidades de aprendizaje ligadas al desarrollo personal. Y la aparición de las nuevas tecnologías exige redefinir y adecuar constantemente la formación, los conocimientos y las capacidades profesionales. Por consiguiente, la formación impartida en la escuela de la experiencia se trabaja desde un enfoque distinto, ofreciendo nuevos recursos para hacer frente a los retos propios de la sociedad del conocimiento.

Emaitzak

«Hasta ahora me resultaba muy complicado hablar en público. No me veía capaz de mantener una conversación pausada ante un grupo».

«Siempre me ha gustado aprender. A mis amigos les repito una y otra vez cuan importante es esta Escuela para mí; como participante siento que es parte de mi también».

«A decir verdad, por razones personales, no suelo poder venir a todas las sesiones. Sin embargo, gracias a los amigos del grupo, sigo todas las materias impartidas en la Escuela con avidez y con mucha atención».

«Las sesiones se me hacen muy cortas. Con frecuencia suelo estar impaciente, deseando que llegue el martes siguiente».

«Me siento cómoda, tranquila y reconocida. Escuchan lo que digo y hago mis aportaciones a las intervenciones de los demás».

Urtea

2013 -tik 2020 -ra

Proiektuaren egoera

Aribidean

Profesionalak